Herpes Labial – Consejos de Vida o Muerte

el herpes labial

Me quiero morir…tengo un herpes labial!


Si alguna vez has experimentado un herpes labial, sabes lo embarazoso que puede ser. Además del dolor y el malestar que causan, pueden crear inflamación, enrojecimiento, costras y más. 

Desafortunadamente, ser propenso a herpes labiales puede empeorar las cosas. Si experimentas regularmente ampollas de fiebre, estas pueden comenzar a afectar tu vida y relaciones negativamente. 

Es cierto que el herpes labial hace que las citas sean más difíciles . No sólo hay estigmas exagerados que a veces van junto con estas ampollas, sino que puedes sentir como si la gente sólo está mirando esa horrible llaga en tu cara.

Lo mejor que puedes hacer si sufres herpes labiales es encontrar una opción de tratamiento para deshacerte de ellos más rápido. 

La curación de un herpes labial no sólo reducirá la incomodidad y el dolor, sino que reducirá la intensidad de los síntomas antiestéticos.

Sin embargo, incluso con el tratamiento, puede tomar varios días para que el herpes labial desaparezca totalmente.

En este artículo cubriré lo que puede hacer si el herpes labial está arruinando tu vida y tus relaciones. Te ofrezco varios consejos que puede utilizar para ayudar a deshacerte del problema. Esto incluye algunas ideas sobre cómo evitar que los herpes labiales aparezcan todo el tiempo.

¿Cómo pueden las ampollas del herpes labial afectar tu calidad de vida?


El herpes labial no sólo puede ser muy doloroso, sino que dependiendo de la gravedad, pueden ser muy feos estéticamente.

Esta combinación significa que la  mayoría de la gente quiere ocultar su herpes labial  o deshacerse de ellos lo antes posible. Más allá de eso, además, pueden afectar las relaciones en tu vida ya que son muy contagiosos.

Lo más importante a entender sobre el herpes labial es que pasan por diferentes etapas, siendo la más contagiosas, dolorosa y antiestética la etapa de las costras.

Después que una ampolla se forma, finalmente se abrirá. Esto hace que se exude. Si bien este exudado puede ser una experiencia dolorosa, es necesario para la curación.

Después de que la llaga haya estallado, se secará. Una vez más, esto puede ser doloroso, pero es una señal de que la llaga está pasando por el proceso de curación correcto.

Sin embargo, el proceso de cicatrizar el herpes labial puede ser algo riesgoso si no estás tomando el cuidado adecuado de las llagas.

Esto es especialmente cierto para las llagas en o alrededor de los labios. Cuando se forma la costra, puede ser fácil que se abra de nuevo si abres demasiado la boca, o si te tocas accidentalmente, etc.

Si la costra se agrieta, puede causar sangrado. Esto no sólo puede prolongar su tiempo de curación, sino que también posibilita que se infecte.

Como puedes ver, el proceso normal de un herpes labial puede afectar tu vida de múltiples maneras.

Aunque permitir que se cure por sí solo es siempre una opción, utilizando algunos de los consejos de este artículo puede facilitar y acelerar el proceso.

Consulta a tu médico


virus herpes simple tipo 1Los herpes labiales son el resultado del virus del herpes simple (VHS-1). Si  tienes el virus, normalmente se encuentra latente dentro de tu cuerpo. Y puedes tenerlo, incluso si nunca has experimentado herpes labial.

Sin embargo, para algunas personas, los brotes son más comunes.

Pueden ser activados por una variedad de situaciones diferentes , incluyendo:

  • Clima extremo
  • Estrés
  • Enfermedades
  • El embarazo
  • Menstruación
  • Trabajo dental

Que aparezca una ampolla de vez en cuando probablemente no es un gran problema para la mayoría de la gente.

Sin embargo, para las personas que las experimentan regularmente, un tratamiento con receta puede ser necesario.

Cuando comienzas con una receta eficaz, lo ideal es actuar ante el primer signo de un herpes labial.

Para alguien que sufre herpes labial regularmente, cuanto antes pueda empezar a tratarlos, mejor.

Serán menos graves si puedes usar algún tratamiento ni bien notes los síntomas por primera vez.

 

Nunca, pero nunca cubras las ampollas de tu herpes labial


Es fácil querer cubrir tu herpes labial con maquillaje para esconderlo. Desafortunadamente, eso podría hacer más daño que bien.

El maquillaje que no esté medicado podría irritar la ampolla y empeorarla. Si la llaga está en la etapa de agrietamiento, permitir que el maquillaje se filtre en él también podría ponerlo en riesgo de infección.

En su lugar, sigue aplicando algún medicamento recetado o casero. Estos tratamientos ayudarán a prevenir la infección y evitarán que la úlcera empeore y sea más desagradable.

Lo ideal es evitar cubrir las llagas con cualquier cosa por demasiado tiempo y dejarlas al aire libre lo que permitirá que se curen más rápidamente.

Para el dolor…”analgésicos”


Las horribles ampollas no sólo te pueden causar mucha vergüenza, sino que también pueden ser muy dolorosas.

Importante!
Si tienes un herpes labial severo, el dolor puede ser casi insoportable. Muchas veces, las ampollas de los herpes labiales se ponen rojas e inflamadas.

En esta situación están muy propensos a abrirse, pudiendo incluso sangrar.

Tomar un analgésico, no sólo ayudará a reducir el dolor, sino que funciona como un anti-inflamatorio.

Asegúrate de que el analgésico que elijas tenga propiedades anti-inflamatorias así estarás combatiendo dos síntomas del herpes a la vez.

Además el analgésico, al reducir el enrojecimiento y la inflamación de la llaga, también la hará menos perceptible.

Hielo para reducir la inflamación


herpes labialJunto con el uso de algún anti-inflamatorio, puedes reducir la inflamación de las llagas poniendo hielo. Si la herida se vuelve roja e inflamada, una bolsa de hielo puede ayudar a reducir la hinchazón.

También puede proporcionar un poco de alivio por un tiempo, ya que adormece el área.

Si sufres de brotes de herpes habitualmente y quieres desinflamar rápidamente las ampollas, el hielo es la mejor opción. Trata de aplicar hielo con regularidad en los primeros signos de síntomas para obtener mejores resultados en la reducción de la hinchazón.

Evita el contagio


Si estás en una relación, tener un herpes labial puede ser aún más embarazoso. Puede ser tentador simplemente esconderte hasta que la ampolla se vaya, pero esa no es una opción realista.

Sin embargo, tienes que ser responsable y tener ciertas precauciones para reducir el riesgo de contagio.

Si tu pareja (o amigos, familiares) tienen el virus del herpes simple, pueden tener un herpes labial y contagiarte muy fácilmente.

Pero esto no significa que necesitas ponerte en cuarentena lejos de la vida diaria hasta que las llagas se hayan ido, significa que debes tomar algunas precauciones.

Vivir con alguien que sufra de herpes puede dificultar mucho el hecho de no contagiarnos.

Para que el herpes no se propague, no debe haber un contacto directo con la persona que tiene el virus.

Pero también debes tener en cuenta que el virus se puede contagiar a través de cepillos de dientes, utensilios, compartir bebidas , etc.

Mantén a tu pareja alejada de estos objetos y compra un nuevo cepillo de dientes cuando la herida se cure.

También debes asegurarte de lavar las sábanas y toallas tan pronto como sea posible después de que las ampollas se han curado.

Si alguien con quien vives los usa y no los has limpiados apropiadamente, ellos pueden contraer el virus fácilmente.

Besar a tu pareja no debe ser una opción válida cuando estás experimentando un brote a menos que desees contagiarla.

Puede ser una experiencia vergonzosa, pero créeme que realmente te agradecerá las precauciones que estás tomando para no contagiarla.

Toma Lisina – Una aleada poderosa


La Lisina es un aminoácido. A menudo se utiliza para tratar el herpes labial porque reacciona con la arginina, que ayuda a activar VHS-1.

Puedes obtener lisina de diferentes alimentos, pero si eres propenso a las llagas del herpes, es posible que necesites tomar algún suplemento o utilizar una solución tópica.

Tomar un suplemento de lisina puede reducir el número de brotes considerablemente. También puede reducir su gravedad.

Alimentos como las semillas, nueces y chocolate, son ricos en arginina. Si acostumbras comerlos frecuentemente, pueden ser los causantes de tus brotes de herpes.

La introducción de más lisina puede ayudar a compensar la arginina en tu dieta. Esto te puede dar la oportunidad de disfrutar de comer algunos de  esos alimentos que amas sin tener que preocuparte por un brote.

Controla tu dieta


La mayoría de nosotros pensamos en nuestra alimentación cuando se trata de situaciones como la pérdida de peso, la salud del corazón, etc.

Sin embargo, nuestra dieta puede contribuir o ser la causante de los brotes de herpes que sufrimos.

A Tener en Cuenta!
Uno de los desencadenantes más importantes son los alimentos ácidos. Por ejemplo las naranjas, pomelos, limones, tomates y el vinagre.
Uno de los desencadenantes más importantes son los alimentos ácidos. Por ejemplo las naranjas, pomelos, limones, tomates y el vinagre.

Si observas una correlación entre lo que comes y la frecuencia con la que experimentas un brote, ajusta tu dieta en consecuencia.

Una dieta pobre, en general, también puede ayudar a desencadenar un brote de ampollas.

Muchas veces, tenemos herpes labial debido a un sistema inmunológico debilitado. Comer en exceso alimentos con gran contenido de azúcar, grasa y carbohidratos refinados no sólo pueden debilitar el sistema inmunológico sino que pueden causar desequilibrios hormonales.

Esto hace que sea mucho más fácil que se produzcan los brotes.

Si no estás seguro de si tu dieta puede estar causando brotes de herpes labiales, habla con tu médico para que te oriente al respecto.

¿Qué más puedo hacer para prevenir el herpes labial?

Si tienes el virus del herpes simple, nunca será 100% posible prevenir los brotes. Sin embargo, hay algunas precauciones que puedes tomar para ayudar a reducir el riesgo.

Algunas de estas precauciones son:

  • Evita el estrés tanto como sea posible. Para ello deberás identificar los factores desencadenantes de estrés más importantes
  • Protege tu piel y los labios de la exposición al sol.
  • Suplementa tu dieta con Vitamina B, Vitamina C y Zinc.
  • Evita los alimentos desencadenantes, ya sabes, ácidos, grasos y carbohidratos refinados.
  • Lleva un estilo de vida saludable, incluyendo una dieta adecuada y actividades al aire libre.
  • Protégete del frío.

La prevención de los brotes del herpes labial no siempre será posible. Pero, con algunos cambios simples, puedes poner una buena defensa contra ellos.

La prevención es siempre una opción mucho mejor que tener que tratar un herpes labial una vez que aparece.

¿Puedo curar definitivamente el herpes labial?


Una vez que contraes el virus del herpes simple, lo tienes para toda la vida.

No hay cura para el virus hasta el momento. Muchas personas incluso lo contraen de niños y no experimentan ningún síntoma durante años, si es que alguna vez ocurren.

Si ya has contraído el virus, los brotes del herpes labial pueden ocurrir en cualquier momento.

Por desgracia, nunca son fáciles o agradables de tratar. Pueden tener un impacto negativo en tu vida y tus relaciones si no tomas las medidas adecuadas para tratarlos rápidamente.

Pero siempre debes decirle a tu pareja que tienes herpes labial, ya que esto reforzará la confianza en tu relación.

Pon en práctica estos consejos para ayudarte a luchar contra el herpes labial antes de que sucedan.

Además, algunos de estos consejos también pueden ayudar a que tu herpes labial sane más rápido y sea menos doloroso.

Nunca podrás evitar los brotes completamente, pero tener herpes labial no tiene que arruinar tu vida ni tus relaciones.

 

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *